Noticia

Bidafarma comprometida con la sanidad madrileña

 

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, junto al consejero de sanidad, Enrique Ruiz Escudero, han visitado las instalaciones de Bidafarma, situadas en el Parque Tecnológico de Leganés.

Durante su visita, han estado acompañados por el presidente y vicepresidente de la cooperativa, Antonio Mingorance y Antonio Pérez Ostos respectivamente; Pedro López Ledesma, vocal del Consejo Rector; Patricio Cisneros, director general y Jesús Porres, subdirector general de Bidafarma. También han acudido Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; Mercedes González, secretaria del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid; Félix Puebla, director general de APROAFA; y Santiago Llorente, alcalde de Leganés. En la misma han podido conocer de cerca la importancia de la distribución en la cadena de valor del medicamento y cómo desde Bidafarma, se apuesta por la defensa del modelo solidario español de distribución farmacéutica cooperativista, que garantiza a la población el acceso al medicamento de forma solidaria y en condiciones de equidad.


El presidente de Bidafarma, Antonio Mingorance, incidió en el aspecto social de la labor que la cooperativa desarrolla en el ámbito de la salud,  tendiendo la mano al gobierno de la Comunidad de Madrid “para construir alianzas significativas en defensa y en interés de los pacientes, y para colaborar no sólo en los casos de emergencia sanitaria, como venimos haciendo, sino también y a través de toda nuestra red logística y de distribución, contribuyendo a la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario.”


Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid ha destacado la labor de las cooperativas de distribución de medicamentos a las farmacias, un sector “clave en el engranaje de nuestro actual sistema sanitario, ya que a través de su cultura cooperativa de distribución garantiza la universalidad del servicio farmacéutico”. Para Garrido este esfuerzo se traduce “en la celeridad y la accesibilidad con que los madrileños adquieren un medicamento cuando acuden a las farmacias de nuestra región”.


Por último, Garrido ha señalado “esencial” la actividad de Bidafarma para el actual modelo farmacéutico, “al asegurar la mejor prestación del servicio y contribuir a su progreso”, al facilitar el desarrollo de servicios relacionados con la formación científica y técnica, apostando por el papel asistencial del farmacéutico.


Bidafarma está presente en Madrid desde el año 2007. Durante este tiempo, se ha realizado una inversión de más de 23 millones de euros para dotar las instalaciones de la más alta tecnología y robotización, y poder así, ofrecer el mejor servicio a las más de 2.000 farmacias atendidas. Además, genera más de 100 puestos de trabajo directos, repercutiendo en el sector económico y social de la Comunidad.